No queremos volver a la normalidad

Estos días nos estamos preguntando cuando volveremos a la normalidad, qué tipo de normalidad será, e incluso si queremos volver a la normalidad de antes. Creo que todos escuchamos cierta llamada a la inflexión, que hemos de aprovechar este momento para generar cambios, que el planeta está intentando decirnos algo y que es esencial escucharlo.

Ahora mismo tenemos sin duda más preguntas que respuestas, no sabemos aún ni cómo nos vamos a levantar de esta, y hasta donde cambiará nuestra percepción de la vida y de nuestro sector, tanto desde dentro como desde fuera.

Por eso es importante detectar cambios positivos que nos den esperanza y que nos puedan ayudar a crear una base más sólida, un punto de partida mejor, para construir un sector mejor, más unido, más visible, más sostenible. 

Aquí van 5 ideas que se han ido escuchando en los últimos días en discusiones sobre el presente y futuro de los eventos, pequeñas semillas que ojalá crezcan y cojan fuerza de cara al futuro:  

Visibilidad

Desde el sector de eventos estamos haciendo ruido y nos estamos movilizando. A día de hoy casi 400k personas han firmado la petición de change.org para un paquete de ayuda a la industria de eventos en Estados Unidos. Desde Eventoplus visibilizan el valor de nuestro sector que una estimación de 230.000 empleos generados a tiempo completo y con un valor que puede llegar a más de 20.000 millones.

Comunidad   

Los promotores, organizadores, agencias y proveedores se están apoyando, creando más red y más comunidad. Acciones como “Confinamos en ti” de Ray Torrents (Events Management Institute) invitando a todo el sector a publicar sus mejores eventos es una iniciativa inédita de “presentación” conjunta, pero también hay movimientos como #FestivalsStandUnited que pretende reunir a los principales festivales de Europa para manifestar el estado crítico en el que se encuentra la industria musical y juntar fuerzas para ampliar su voz.

Sostenibilidad

El día después es una iniciativa para “aprender de la crisis durante la crisis”, y extraer enseñanzas que sirvan para acelerar el cambio hacia el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible cuando la emergencia pase. De los más de 1000 participantes en su presentación por zoom, una mayoría abrumadora está convencida de que el “día después” será más sostenible y consideramos que es clave tanto en aspectos medioambientales como de justicia social. Ampliemos estos principios a través de los eventos, cada gesto importa.  En AEVEA acaban de publicar un artículo sobre las ventajas competitivas para crear eventos cada vez más sostenibles, que se debería de considerar ya como requerimiento básico y cada vez más artistas están comprometidos con la implantación de “green riders”.   

Creatividad

Es bien conocido que las crisis inspiran la creatividad (aunque en la crisis del 2008 nos cansamos de escuchar esta frase para justificar presupuestos bajos). Pero desde luego estamos ante una crisis sin precedentes que nos empuja sin lugar a duda a crear nuevos formatos: más pequeños? más locales? más virtuales? Aún no lo sabemos, pero parece que apuntamos a un futuro más híbrido con diferentes plataformas que se complementan para ser más resilientes.

Resiliencia

La resiliencia es clave para salir más fuertes y sabernos proteger mejor ante futuras crisis. Más allá de saber como mejor prevenir riesgos y tener protocoles establecidos para dar mejor y más rápida respuesta a posibles crisis o cubrirnos en y con letra pequeña, nos ayudará la combinación de los puntos anteriores a crear esta resiliencia: una red fuerte, movilizada, visible, flexible, creativa que se nutre de fuentes diversas y ricas en conocimiento.

Laura Clark